¡Indígnate!.

Vamos hacia los 5 millones de personas paradas, la gente sigue perdiendo sus empleos y trabaja en muy malas condiciones. Mucha gente trabajadora no puede pagar sus hipotecas y la vivienda se la quedan los bancos… ¡pero encima continuamos debiéndoles dinero! Nos jubilaremos a los 67 años con pensiones de miseria y, en el reparto de la tarta, el trozo que se comerán los bancos y grandes empresas será cada vez mayor y más pequeño cada vez el de nuestros salarios.

De continuar las cosas así, acabaremos volviendo al siglo diecinueve, quedándonos en la miseria si perdemos el trabajo, sin médicos que nos atiendan al enfermar ni hospitales a los que acudir. Si tenemos suerte, moriremos currando y si no la tenemos seremos auténticamente pobres.

Parecía que teníamos derechos sociales que no se podían tocar, pero ahora resulta que no es así. Aprovechando la crisis, los ricos, los causantes de la crisis, los grandes bancos y empresas, han trazado un plan de eliminación de derechos sociales. Han ordenado a los gobiernos de Europa que apliquen el plan y los gobiernos obedecen.

¿CÓMO SE PUEDE FRENAR ESTO?

Pues sólo luchando, organizándonos, moviéndonos, exigiendo un cambio radical de política económica y el mantenimiento de nuestros derechos sociales.

Cuando los sindicatos convocaron la Huelga General del 29-S parecía que, por fin, se iba a tomar el único camino posible para defender los derechos de la gente trabajadora. Pero ahora las direcciones de CCOO y UGT han firmado un pacto social con el Gobierno y volvemos a la situación anterior de no hacer nada. ¿Qué les han dado a cambio a las direcciones de los grandes sindicatos para firmar este pacto social? Se puede decir que… ¡¡NADA!! Las direcciones de los sindicatos CCOO y UGT han tenido miedo, se han tragado las mentiras del Gobierno y de los bancos -porque no es verdad que no se puedan mantener las pensiones como estaban- y han renunciado a continuar llamando a la clase trabajadora a movilizarse.

Pero hay mucha gente de CCOO y de UGT que está en contra del pacto social que han firmado Toxo y Méndez por su cuenta y sin discutirlo con nadie en sus sindicatos. Empieza a haber protestas y empiezan a escucharse voces diciendo que esto no puede ser. También hay otros sindicatos, más pequeños, que no han firmado el Pacto y que piensan que lo que hay que hacer es luchar. En Euskadi y en Galiza hubo huelgas generales que salieron bien el 27 de enero pasado, la gente funcionaria se moviliza, con grandes manifestaciones, en Andalucía y en Murcia. No todo está parado.

Está claro: sin cambiar la política económica la crisis seguirá agravándose, los poderosos continuarán con su plan de recorte brutal de derechos sociales y el resto pagaremos las consecuencias. ¿Solución?. En pocas palabras, lo que todo el mundo sabe: hay que intervenir sobre los bancos y el sistema financiero -causantes de todo esto- para ponerlos bajo control social y hay que sacar los recursos de donde existen mediante una reforma fiscal progresiva, para que paguen más los que más tienen. Así se podrá crear empleo estable y relanzar la economía.

Para poder hacer lo que acabamos de decir no queda otro remedio que moverse, luchar, organizarse. Ningún pacto social nos va a sacar las castañas del fuego, todo lo contrario.

¡Es la hora de luchar!.

Post hau Política atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

2 erantzun ¡Indígnate!. -ri

  1. F-k dio:

    Todo esto no es más que una milonga. Los bancos privados españoles están bien. Están podridas las cajas, aquellas que han estado gobernadas por los políticos. ¿quién va a liderar una banca intervenida? ¿quién de los manifestantes sabe? Hay que dejar a los mercados en un marco regulado. Lo demás no funciona.

    Y la crisis es culpa de un Gobernador del Banco de España que lleva cuatro años acojonado. Los años que el PSOE lo puso allí, saltándose la promoción interna, y mangoneando hasta en el Supervisor.

    Ignoracia supina.

    Y peligrosa.

  2. letsgnu-k dio:

    Pero digo yo, que la gente podrá manifestar su indignación. Y que diga y convoque lo que quiera. El miedo al cambio, no se puede, la intención es buena pero no se puede, hay que ser realista, esto es el pan y dime tonto. Hoy los que gobiernan son los economistas, que son los que están en los grandes organismos financieros internacionales. Esta ideología del miedo mata la esperanza e instala la pereza. Por lo tanto todo lo que sea sacudirla, por mi, estupendo.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s