Divide y vencerás, o cómo acabar con Spanish revolution.

Es el truco más viejo del mundo: si tu enemigo es demasiado grande, siembra discordia entre sus integrantes, y deja que se maten entre ellos. Divide y vencerás. Pero, ¿qué pasa cuando el enemigo además de grande, es increíblemente disperso y plural?. ¿Qué pasa cuando tu enemigo no está compuesto por facciones o corrientes ideológicas, sino por individuos?. ¿Qué pasa cuando son ciudadanos anónimos que salen a la calle a protestar indignados contra sus representantes políticos convertidos en amos feudales?. La cosa se complica, pero no tanto: simplemente, utiliza la maquinaria mediática para convencer al enemigo de que existen determinadas corrientes ideológicas y facciones políticas detrás de la revuelta, y la revuelta se ahogará sola, por la indignación de sentirse manipulados. Busca una cabeza visible, y ataca con todo.

Vayamos a lo concreto: ¿cómo paramos los pies a un conjunto heterogéneo y creciente de ciudadanos que se echan a las calles a reclamar Democracia Real Ya?. Son gente anónima, no podemos identificar una cabeza visible. En cada sentada habrá personas anónimas sosteniendo el megáfono por turnos, aportando material para pancartas, proponiendo lemas, improvisando coros. No pasa nada, seguiremos buscando, y cuando encontremos a alguien que podamos convertir en cabeza visible para sacrificarlo en los altares, ¡ya tenemos el gato al agua!

Por ejemplo, yo qué sé, el que registró el dominio de la página web que sirve de referencia para quienes quieran sumarse al movimiento. Rebuscamos en su pasado, y descubrimos que en su día militó en un partido (hoy disuelto) llamado Izquierda Andaluza. Ya está, ya tenemos lo que queríamos. Ahora, a hacer sangre. Y rápido, que las elecciones son este domingo. Hay que desactivar la revuelta de la manera más rápida y discreta posible.

Y así es, señoras y señores, el modo en el que se consigue que los ciudadanos sigamos sin pintar nada en política. Vote usted a los de siempre, o absténgase, que las cosas tienen que seguir igual. Como siempre ha sido.

Artículo aparecido en Obiter Dicta.

Post hau Berriak, Política atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s