Acción, no revolución.

Las acampadas se están llenando de asambleas. Y las asambleas, de propuestas. No hablaré de propuestas razonables o irracionales, sino, simplemente, de ubicadas y atrevidas. Y lo vamos a dejar ahí, de momento.

Cuando se montan estas movidas -la más parecida que recuerdo a lo de ahora fueron las acampadas que siguieron a las grandes manifestaciones contra la guera de Irak- los jóvenes o, seamos justos, muchos jóvenes, se lanzan a un delirio asambleario. Es algo que me enternece: me recuerda a cuando yo era joven y era como ellos. Pero hoy tengo casi cincuenta y seis años; y mantengo la ilusión y las ganas de dar guerra -en sentido político-, que ya es mucho; sigo estando próximo a un cierto extremismo -lejos del conformismo burgués- pero logro, creo, permanecer con la vista fija en el horizonte de la realidad y con los pies en el suelo. Ya no levito con consignas de ardor guerrero.

Y, en este sentido, creo que habría que hacer descender a los jóvenes de su nube. Cosa que me sabe muy mal, pero que va a ser necesaria si no queremos cargarnos todo el invento. Y, para ello, habrá que decirles tres o cuatro cosas que quizá suenen un poco duras, pero ya conocéis lo que bien podría ser el lema de esta bitácora: la verdad jode, pero curte.

En primer lugar, queridos, este es un movimiento cívico, no juvenil. Que no os engañe el hecho de que, a la hora de la acción, el activismo sea mayoritariamente joven: apañados estaríamos si no fuera así; iríamos arreglados si a estas alturas, con mis años, con mis kilos y con mis manías, tuviera que ser yo quien montase acampadas (he gastado muchos sacos de dormir en mi vida, pero hace veinte años que no me meto en uno). Pero, si me permitís el parangón bélico (ya sé que no os gusta), aunque seáis los soldados, los bombardeos del enemigo los aguanta también la población civil y la población civil contribuye también con su esfuerzo al buen fin de la guerra. Por tanto, la victoria, si llega, será de todos, no exclusivamente vuestra.

En segundo lugar, hijos míos, meteos en la cabeza que esto no es una revolución. Lo de spanishrevolution es muy gracioso como hashtag de Twitter, pero no es el artículo 1º de nada. Como dije el otro día -y afirma hoy el propio Enrique Dans– a lo que vamos, a lo que deberíamos llegar (y ya veremos si llegamos, que no es tan fácil) es a iniciar un proceso constituyente, a sustituir la achacosa y putrefacta Constitución de 1978 por otra nueva y más arregladita que confiera a la ciudadanía un peso específico real más allá del voto cuatrienal. Y eso es algo que no va a salir de las asambleas sino de un proceso político muy complejo que ya veremos cómo llega a reflejar lo que queremos los ciudadanos, porque ese proceso político habrá de hacerse con la Constitución del 78 en la mano y con los mismos partidos políticos que hay ahora y con parlamentarios elegidos como hasta ahora, sin que los ciudadanos tengamos más arma que un referéndum para el que nos van a poner delante un tocho lleno de trampas y nos van a decir -como hicieron en el 78- que esto son lentejas y que o esto o el diluvio. Y así tragamos con la monarquía y con no sé cuántas barbaridades más.

En tercer lugar, muchachos, a ver si os olvidáis de delirios autogestionarios y de tomas del palacio de Invierno. Oigo cosas en las asambleas que me ponen los pelos de punta: a mí, que a estas alturas me asustan muy pocas cosas. Cielos: esta movida no ha sucedido para que vosotros os lancéis al delirio de meter vuestras utopías roussonianas en el túrmix y untar la pasta resultante en el pan; esta movida la hemos montado los ciudadanos –todos los ciudadanos, repito, no solamente los jóvenes- porque estamos hartos de una casta política y de unos lobbyes que se han hecho los amos y que nos traen a todos, jóvenes y mayores, como putas por rastrojo. Ciudadanos que responden a todas las ideologías: de izquierdas y de derechas. Porque esto se está haciendo también por y para los ciudadanos de derechas. ¿U os creéis que el monopolio del hartazgo es de la izquierda? Si no se construye para toda la ciudadanía y no se escucha a toda la ciudadanía expresándose en sus propios cauces -quizá os sorprenda, pero la mayoría de los ciudadanos no somos asamblearistas o, cuando menos, no sistemáticamente- esto se irá al guano por la misma razón que lo creó: porque se habrán apropiado de ello unas presuntas élites que ningunean a la ciudadanía.

El común de los ciudadanos, chavales, no es antisistema. El común de los ciudadanos -no sólo vosotros, no me cansaré de insistir- no se ha levantado estos días para fabricar una especie de Icaria decimonónica, no se ha levantado para romper el sistema sino para ciscarse en quienes lo han corrompido. Que es muy, pero que muy, distinto. El común de los ciudadanos no quiere cepillarse lo que vosotros denomináis -no sin cierta razón, las cosas como son- democracia burguesa, sino que quieren limpiarla de ladrones, de sinvergüenzas, de traidores y de hijos de la gran puta. Que no es lo mismo. El común de los ciudadanos quiere seguir con una democracia al clásico estilo occidental, sólo que limpiando los vicios en que ha derivado la nuestra al presente.

Lo ciudadanos, así en general y sin sectorizar, no nos hemos lanzado a la calle a hacer revolución alguna. El intento de transformar esto en un intento revolucionario llevaría al fracaso seguro. Absolutamente seguro. Pero, además -y esto es muy importante- constituiría una estafa. Una estafa idéntica, absolutamente idéntica, a la que nos ha puesto en pie, con la única diferencia respecto de la otra de que esta nacería de un idealismo limpio y de una pura buena fe.

Pero ya dicen que el infierno está empedrado de buenas intenciones.

Artículo publicado en el blog El Incordio de Javier Cuchí.

Post hau Política atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s