La ley Sinde es tan injusta que debería ser desobedecida (Richard Stallman).

Pregunta. ¿Por qué dedica su vida a esta misión?

Respuesta. Comparto con los hippies el desprecio por el dinero. Dejarme el pelo largo fue una decisión política. No tengo familia y no quise tener hijos porque los hijos te empujan a buscar desesperadamente más dinero. Mi hijo es el Movimiento por el Software Libre, y creo que ha contribuido más que otros niños humanos a hacer un poco mejor el mundo. Es verdad que el copyright es solo una de las áreas secundarias donde se ve que las democracias están enfermas porque se venden a las corporaciones. Pero es un área importante porque está en juego la libertad de mucha gente.

P. ¿Los libros electrónicos amenazan nuestra libertad?

R. Respecto al libro clásico restringen varias libertades: se publican en formato secreto con el propósito de limitar la libertad del lector: no puedes comprarlos de forma anónima, debes identificarte y usar una tarjeta de crédito. Yo no quiero que el Gran Hermano sepa qué compro. Además, no puedes prestarlo, venderlo, regalarlo, copiarlo ni legárselo a tus herederos. Amazon no te deja. Tiene una puerta trasera, unas esposas llamadas kindle, que le permiten, si quiere, borrar tu ejemplar de tu tableta. Ya lo hizo en 2009 con miles de copias de 1984, la novela de George Orwell. Y podría volver a hacerlo. Kindle quiere decir incendiar. Piras de libros electrónicos… Todo eso supone un gran paso atrás respecto a los libros de papel.

P. ¿Qué sugiere para frenar esos abusos?

R. Amazon dice que restringe nuestras libertades tradicionales porque es la única forma de pagar a los autores. Es necesario apoyar a los autores, pero defender las libertades fundamentales es más importante. Compartir una obra, conservarla y poder acceder a ella sin limitaciones son derechos humanos. Muchos Estados están intentando convertir Internet en un sistema de control y censura.

P. Dicen que lo hacen para defender la propiedad intelectual.

R. No es verdad porque el actual sistema del copyright es un desastre. Por ejemplo el canon de la SGAE premia sobre todo a las estrellas y se reparte de forma ineficaz e injusta. Sería mejor habilitar un nuevo impuesto y distribuir ese dinero entre los autores según su popularidad. Otra opción es habilitar un sistema de donaciones anónimas.

P. ¿No le gusta tampoco la ley Sinde?

R. Es tan injusta como las de Sarkozy y Berlusconi, y debería ser desobedecida por los usuarios. Escudarse en que los autores están en peligro es absurdo. Con millones de parados unos cuantos más tampoco son una cuestión de vida o muerte. ¿Cuántos autores ganan dinero escribiendo para pagarse sus gastos? ¿Cien, quinientos? ¿Eso es suficiente para limitar la libertad de todos? Guardar los datos privados del usuario solo debería ser legal con una orden de un juez cuando haya sospechas de que alguien está preparando un delito. Y es necesario legalizar la copia compartida para distribuirla sin ánimo de lucro. Es otra libertad fundamental.

Entrevista de El País a Richard Stallman.

Post hau Berriak, Entrevistas atalean publikatu zen. Gogokoetara gehitzeko lotura iraunkorra.

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s